vinicola.es.

vinicola.es.

Crianza en barrica: la importancia de la selección y origen de la madera

Crianza en barrica: la importancia de la selección y origen de la madera

Introducción

La crianza en barrica es una técnica que se utiliza en la elaboración de vinos para aportar diferentes características al producto final. Una de las decisiones más importantes que se deben tomar en esta técnica es la elección de la madera con la que se van a elaborar las barricas. En este artículo vamos a profundizar en la importancia que tiene la selección y origen de la madera en la crianza en barrica.

Origen de la madera

El origen de la madera es un factor crítico en la elección de la madera para la elaboración de barricas. El tipo de roble utilizado para la elaboración de barricas puede tener un impacto significativo en el perfil de sabor y en la estructura del vino.

Roble americano

El roble americano se ha utilizado durante mucho tiempo en la elaboración de barricas. Se caracteriza por aportar sabores más dulces y especiados al vino, así como una estructura más ligera. También es una madera más porosa que el roble francés, lo que permite una mayor interacción entre el vino y la madera. Los vinos que se crían en barricas de roble americano suelen tener más notas de vainilla, coco y caramelo, así como taninos menos pronunciados.

Roble francés

El roble francés es una madera más costosa pero que puede aportar al vino notas más sutiles y elegantes. Los taninos que se extraen de la madera son más suaves y sedosos, y a menudo se considera que el roble francés aporta al vino una estructura más compleja. Las barricas de roble francés también son menos porosas que las de roble americano, lo que significa que el vino no interactúa tanto con la madera.

Otros orígenes

Además del roble americano y francés, también hay otros orígenes de madera que se han utilizado en la elaboración de barricas. Por ejemplo, en España se utiliza a menudo el roble español y el portugués también se ha utilizado. Estos tipos de madera pueden aportar diferentes características al vino y pueden ser útiles para crear un perfil de sabor único en ciertos vinos.

Selección de la madera

Una vez que se ha seleccionado el origen de la madera, es importante considerar cómo se ha seleccionado la madera que se va a utilizar en la elaboración de las barricas. La selección de madera de alta calidad es esencial para garantizar que se logren los mejores resultados y que se obtengan las características deseadas en el vino.

Edad del árbol

La edad del árbol es un factor importante en la selección de madera para barricas. Los árboles maduros tienen una mayor concentración de taninos en la madera, lo que puede ser beneficioso para la elaboración de barricas de alta calidad. Por lo general, se utilizan árboles de entre 80 y 150 años de edad para la elaboración de barricas.

Grano de la madera

El grano de la madera también es un factor importante en la selección de barricas de alta calidad. El grano de la madera es una medida de la densidad de las fibras de la madera. Una madera con un grano fino tendrá fibras más suaves y alcanzará una mayor concentración de taninos a lo largo del tiempo. Una madera con un grano más grueso tendrá fibras más ásperas que pueden dar un aporte más picante y rústico al vino. En general, el grano de la madera se considera un factor importante para la longevidad de la barrica.

Secado y tostado de la madera

El secado y tostado de la madera también son importantes en la selección de barricas de alta calidad. La madera debe secarse al aire libre durante al menos dos años para reducir el contenido de humedad antes de poder ser utilizada para la elaboración de barricas. También es importante tostar la madera antes de construir la barrica. La tostación de la madera puede afectar el perfil de sabor del vino y puede variar desde una tostación ligera hasta una tostación muy fuerte.

Conclusión

La selección y origen de la madera en la crianza en barrica son dos factores críticos que pueden tener un impacto significativo en el perfil de sabor y la estructura del vino. Es importante elegir la mejor madera posible para la elaboración de barricas y tomar en cuenta la edad del árbol, el grano de la madera y el secado y tostado de la madera. Con estos factores en mente, se pueden lograr vinos excepcionales con una complejidad y equilibrio únicos.