vinicola.es.

vinicola.es.

¿Cómo influye la tostado de la barrica en la crianza del vino?

¿Cómo influye la tostado de la barrica en la crianza del vino?

¿Cómo influye la tostado de la barrica en la crianza del vino?

La elección de la barrica en la crianza del vino es un tema muy importante para cualquier enólogo. No solo se trata de una cuestión de coste y disponibilidad, sino que las diferentes maderas y niveles de tostado tienen un gran impacto en el sabor, el aroma y la textura del vino final. En este artículo, exploraremos cómo influye la tostado de la barrica en la crianza del vino.

Qué es la tostado de la barrica

Antes de profundizar en el tema, es importante entender qué es la tostado de la barrica. El nivel de tostado se refiere al tiempo que la madera ha estado expuesta al fuego durante la fabricación de la barrica. Durante este proceso, se quema la superficie de la madera, lo que produce diferentes compuestos químicos que se transfieren al vino durante la crianza.

La tostado de la barrica se clasifica en diferentes niveles, desde el menos tostado (llamado “toast light”) hasta el más tostado (conocido como “toast plus” o “extra toast”). Cada nivel de tostado tiene un impacto diferente en el sabor y la textura del vino.

Cómo influye la tostado de la barrica en el sabor del vino

La elección del nivel de tostado de la barrica puede tener un gran impacto en el sabor del vino final. Los compuestos químicos producidos durante el tostado pueden aportar notas de vainilla, coco, madera, tabaco y especias al vino. Además, estos compuestos también pueden afectar la concentración de ciertos compuestos aromáticos y la percepción de acidez y dulzura.

Por ejemplo, las barricas con un nivel de tostado medio aportan notas de vainilla y tostado, mientras que las barricas con un tostado más elevado pueden aportar notas más pronunciadas de coco y especias. En general, las barricas menos tostadas tienden a aportar menos aromas y sabores, mientras que las más tostadas pueden dominar los matices más sutiles del vino.

Cómo influye la tostado de la barrica en la textura del vino

Además del sabor, el nivel de tostado de la barrica también puede afectar la textura o “mouthfeel” del vino. Los compuestos químicos producidos durante el tostado pueden interactuar con los compuestos presentes en el vino, afectando su viscosidad, suavidad y consistencia.

Por ejemplo, las barricas con un tostado alto tienden a aportar más taninos al vino, lo que puede aumentar su cuerpo y suavidad. Por otro lado, las barricas menos tostadas tienden a aportar menos taninos y pueden producir vinos más ligeros y frescos.

Cómo elegir el nivel de tostado de la barrica

La elección del nivel de tostado de la barrica depende en gran medida del estilo de vino que se desea producir. Por ejemplo, los vinos merlot suelen beneficiarse de barricas con un tostado medio, mientras que los vinos cabernet sauvignon pueden requerir un tostado más alto para mantener una buena estructura y sabor.

Además, el nivel de tostado también puede afectar la duración de la crianza del vino en la barrica. Las barricas más tostadas pueden transmitir sus sabores y aromas más rápido al vino, lo que significa que la crianza puede ser más corta. Por otro lado, las barricas menos tostadas pueden requerir una crianza más larga para que el vino adquiera suficientes sabores y aromas.

En resumen, la elección del nivel de tostado de la barrica es una de las decisiones más importantes que cualquier enólogo tiene que tomar. El tostado de la barrica puede afectar el sabor, la textura y la duración de la crianza del vino. Por lo tanto, es esencial que los enólogos consideren cuidadosamente sus opciones y comprendan cómo cada nivel de tostado afecta al vino final.