vinicola.es.

vinicola.es.

Las claves para detectar los aromas y sabores del vino

Las claves para detectar los aromas y sabores del vino

Qué es la cata de vinos

La cata de vinos es una actividad que consiste en evaluar los aspectos sensoriales de un vino, como su aroma, sabor y textura. La cata se realiza en condiciones controladas y con copas especiales que permiten apreciar todas las características del vino. La cata puede ser realizada por expertos enólogos o cualquier persona interesada en aprender sobre vinos y sus propiedades.

La importancia del aroma y sabor en la cata de vinos

El aroma y sabor son dos de las características más importantes en la cata de vinos. El aroma nos permite identificar los compuestos volátiles del vino que provienen de las uvas, la fermentación y el envejecimiento en barricas de madera. El sabor, por su parte, nos permite evaluar la acidez, dulzura, amargor, cuerpo y textura del vino en la lengua y paladar.

Claves para detectar los aromas del vino

Para detectar los aromas del vino es necesario tener en cuenta varios factores. El primero es la temperatura del vino, ya que a una temperatura demasiado fría o demasiado cálida, los aromas no se perciben correctamente. La copa en la que se sirve el vino también influye, ya que una copa con cierta forma permite que los aromas se concentren en la parte superior de la copa. Además, es necesario tener en cuenta que cada aroma del vino tiene su propia expresión y es necesario entrenar el olfato para poder diferenciarlos.

  • Para detectar aromas primarios, es decir, los aromas que provienen de las uvas, es necesario oler el vino con fuerza y prestando atención a las notas frutales, florales y herbales.
  • Para detectar aromas secundarios, es decir, los aromas que provienen de la fermentación, se deben buscar notas como la levadura y los lácticos.
  • Para detectar aromas terciarios, es decir, los aromas que provienen del envejecimiento, se deben buscar notas como las especias, el cuero y la madera.

Claves para detectar los sabores del vino

Para detectar los sabores del vino es necesario prestar atención a varios factores. El primero es la temperatura, ya que a una temperatura demasiado fría o demasiado cálida, los sabores no se perciben correctamente. El segundo factor es la calidad del vino, ya que un vino de mala calidad puede tener sabores desagradables.

  • Para detectar el nivel de acidez del vino, se debe prestar atención a la sensación áspera en la lengua y a las notas de frutas ácidas como el limón o la manzana.
  • Para detectar la dulzura, se debe prestar atención a las notas de frutas dulces como las uvas o las cerezas.
  • Para detectar el amargor, se debe prestar atención a las notas de chocolate negro o café.
  • Para detectar el cuerpo, se deben buscar notas como la crema o la leche.
  • Para detectar la textura, se debe prestar atención a la sensación de cremosidad y suavidad en la lengua.

Conclusión

La cata de vinos es una actividad que requiere de entrenamiento, atención y conocimiento. Para detectar correctamente los aromas y sabores del vino es necesario tener en cuenta varios factores como la temperatura, la copa y la calidad del vino. Además, es necesario prestar atención a los diferentes tipos de aromas y sabores que provienen de las uvas, la fermentación y el envejecimiento. La cata de vinos es una actividad muy gratificante para los amantes del vino, ya que permite reconocer los matices y complejidades de cada vino.