vinicola.es.

vinicola.es.

Las diferencias entre vinos naturales, orgánicos y biodinámicos

Las diferencias entre vinos naturales, orgánicos y biodinámicos

Introducción

En los últimos años se ha incrementado el interés por los vinos producidos de manera más natural y respetuosa con el medio ambiente. Dentro de esta categoría se encuentran los vinos naturales, orgánicos y biodinámicos. Aunque estos términos suelen utilizarse indistintamente, existen algunas diferencias entre ellos que conviene conocer. En este artículo vamos a explicar en qué consiste cada uno de ellos.

¿Qué son los vinos naturales?

Los vinos naturales se producen con uvas que han sido cultivadas de manera ecológica y respetuosa con el entorno. Además, durante el proceso de elaboración del vino no se utilizan productos químicos ni aditivos. Esto incluye tanto levaduras como sulfitos. Las levaduras utilizadas en el proceso de fermentación son las que se encuentran de manera natural en la piel de las uvas. De esta forma, se consigue que el vino tenga un sabor más auténtico y singular. Al no añadir sulfitos, los vinos naturales pueden ser delicados y frágiles, lo que hace que su tiempo de vida sea limitado. Por lo tanto, estos vinos deben ser almacenados y manipulados de manera cuidadosa.

¿Qué son los vinos orgánicos?

Los vinos orgánicos se producen con uvas que han sido cultivadas utilizando prácticas de agricultura ecológica, lo que implica evitar el uso de productos químicos en los campos. Además, durante el proceso de elaboración del vino se evita la utilización de compuestos químicos sintéticos y se reduce al mínimo el uso de aditivos.

Vinos orgánicos certificados

Cuando un vino es certificado como orgánico significa que se ha seguido un conjunto de reglas y normas específicas durante su proceso de producción y elaboración, de acuerdo con las certificadoras de agricultura ecológica. La certificación asegura que el vino es genuinamente orgánico y se ha elaborado con los estándares establecidos.

Vinos con uvas orgánicas

Otra forma de producir vino orgánico es a través de la utilización de uvas orgánicas, aunque el proceso de elaboración del vino no sea necesariamente orgánico. De esta forma, el vino no puede ser etiquetado como orgánico, pero sí que se considera que se han utilizado uvas cultivadas de manera sostenible.

¿Qué son los vinos biodinámicos?

Los vinos biodinámicos se producen utilizando métodos basados en la filosofía de la agricultura biodinámica. Esta técnica se basa en la teoría que la agricultura es un proceso que se debe ver en conjunto como un organismo vivo. Como consecuencia, se utilizan prácticas que buscan equilibrar y armonizar los elementos naturales presentes en el viñedo. Además, durante el proceso de elaboración del vino, se siguen principios similares. Por ejemplo, se utilizan procesos de fermentación natural, sin añadir levaduras, y se evita la adición de sulfitos.

¿Qué es la preparación biodinámica?

Uno de los aspectos claves de la agricultura biodinámica es la preparación biodinámica. Esta técnica consiste en elaborar una serie de mezclas a partir de sustancias como cuarzo, estiércol de vaca o hierbas, que después se aplican en el suelo o en las plantas del viñedo. El objetivo es aportar nutrientes de manera natural y equilibrar el suelo. Aunque este método no cuenta con evidencia científica que avale su eficacia, muchas bodegas han decidido utilizarlo como una forma de trabajar de manera más respetuosa con el medio ambiente.

Comparativa de las diferencias entre vinos naturales, orgánicos y biodinámicos

Método de producción

Como hemos visto, cada uno de los tipos de vino tiene unos métodos de producción específicos. Mientras que los vinos naturales evitan la utilización de levaduras y sulfitos, los vinos orgánicos se centran en el uso de prácticas de agricultura ecológica. Por su lado, los vinos biodinámicos se basan en la filosofía de la agricultura biodinámica.

Durabilidad

Los vinos naturales, al no contar con sulfitos, son más delicados y tienen una vida corta. Los vinos orgánicos, al estar libres de productos químicos sintéticos, suelen ser delicados pero con una mayor durabilidad que los naturales. Por último, los vinos biodinámicos pueden tener una durabilidad similar a la de los convencionales, gracias a las prácticas de equilibrio y armonía que se siguen en el cultivo.

Sabor y aroma

Cada uno de los tipos de vino tiene un sabor y aroma distintivo. Los vinos naturales, al seguir técnicas más artesanales, suelen tener un sabor más auténtico y singular, aunque es difícil encontrar un vino natural idéntico a otro. Los vinos orgánicos pueden tener un sabor más terroso, debido a las prácticas de cultivo ecológicas. Por último, los vinos biodinámicos basados en la filosofía de la agricultura biodinámica, pueden tener un carácter más complejo, gracias a los equilibrios de los elementos naturales.

Conclusión

Es importante destacar que los tipos de vino naturales, orgánicos y biodinámicos, aunque diferentes, comparten la misma filosofía de trabajar de manera más respetuosa y sostenible con el medio ambiente. La elección de uno de ellos dependerá de las preferencias personales y de la filosofía de cada bodega. Lo que está claro es que cada vez son más los consumidores que buscan este tipo de vinos, y es muy probable que este aumento del interés se mantenga en el tiempo.